Datos personales

Mi foto
Aguascalientes, Aguascalientes, Mexico
roja como los sueños de los negros mirlos.

Reconstruyendo

Photobucket

Algo me salió mal con Picasa y perdí todas las fotografías del blog. Ahora estoy recuperándolas, así que ténganme paciencia.

Xoxo

Entradas populares en los últimos 30 días

domingo, 17 de febrero de 2008

El individuo, ente deseante, perdido como una lágrima en la lluvia

Blade Runner

Una compañía del ramo de la ingeniería genética, Tyrell, obviamente se cree Dios y eyecta hacia este mundo a seres (replicantes) que no podrá controlar finalmente, pues cada uno de ellos tendrá expectativas particulares que se escapan del patrón de un deber-ser concebido por capricho demiúrgico.
Esta visión noir, llevada a escena bajo la dirección de Ridley Scott, parte básicamente de la novela de Philip Kindred Dick  Do androids dream with electric sheep? (¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?) y acaba conceptualizándose con la obra de Alan Nourse cuyo título, The Bladerunner, alude a los traficantes de material quirúrgico, y la cual fue también llevada al cine como un proyecto de William Burroughs.
La respuesta a la pregunta de P. K. Dick es SÍ. Los androides sueñan con ovejas eléctricas que encienden sus deseos, igual que tú, quien ahora lee lo que escribo, y que yo; por lo mismo, la rebelión de los androides no nos debe parecer extraña, al contrario, gracias a que está cargada de una motivación netamente humana, nos sentimos a favor de ella. Acaso no reclamamos al creador su falta de sensibilidad cuando hemos visto nuestra vida agotarse mientras que nuestros sueños, en vez de hacerse insignificantes y perderse como las lágrimas en la lluvia, se agrandan.
Pero qué les digo, mejor rememoremos uno de los parlamentos más intensos en la historia del cine.

1 comentario:

  1. Qué escena más bella, triste e inolvidable.

    Me enamoré de este androide rebelde y la película paso a la lista de mis favoritas.

    En este punto en que tu escribiste el post, todavía no nos conocíamos, Silvia, y hoy ya tenemos un proyecto acabado y otro que nos ha llevado a recordar a Tyrell.

    Leyendo tu post, he completado la información que me faltaba sobre el origen de la historia.

    Ya sólo me queda rescatarla de mis estanterías y volver a disfrutarla.

    Muchos beso, Silvia.

    ResponderEliminar

Deja que caigan más cerezas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...