Datos personales

Mi foto
Aguascalientes, Aguascalientes, Mexico
roja como los sueños de los negros mirlos.

Reconstruyendo

Photobucket

Algo me salió mal con Picasa y perdí todas las fotografías del blog. Ahora estoy recuperándolas, así que ténganme paciencia.

Xoxo

Entradas populares en los últimos 30 días

jueves, 31 de julio de 2008

Aquellos ojos

Los ojos de Picasso, obra de Rafael Alberti, fue publicada en Roma en 1966 con un tiraje de sólo veinte ejemplares que contienen poemas manuscritos y cinco grabados en plomo realizados por él mismo como homenaje a su amigo el minotauro malagueño . La técnica de grabado escogida no es usual en Europa, ya que fue desarrollada por una de las figuras más destacadas del arte mexicano, nuestro José Guadalupe Posada, 100% aguascalentense. El italiano Enzo Romero estudió esta técnica en el "Taller de la gráfica popular" en la ciudad de México y la enseñó, en en su taller de Roma, a Rafael Alberti, quien realizó gran parte de la obra de su época italiana, alrededror de sesenta grabados, con dicha técnica.

A Jaqueline
que vive siempre dentro
de los ojos del monstruo.

El ojo humano, el ojo luz,
el ojo caos, el ojo universo,
el ojo eternidad...
VICENTE HUIDOBRO

Siempre es todo ojos.
No te quita los ojos.
Se come las palabras con los ojos.
Es el siete ojos.
Es el cien mil ojos en dos ojos.
El gran mirón
como un botón marrón
y otro botón.
El ojo de la cerradura
por el que se ve la pintura.
El que te abre bien los ojos
cuando te muerde con los ojos.
El ojo de la aguja
que sólo ensarta cuando dibuja.
El que te clava con los ojos
en un abrir y cerrar de ojos.

El ojo avizor,
agresor,
abrasador,
inquisidor.
El ojo amor.
El ojo en vela,
centinela,
espuela,
candela,
el que se rebela y revela.

No cierra los ojos.
No baja los ojos.
Te quita los ojos.
Te arranca los ojos
y te deja manco
o te deja cojo.
Luego te compone
o te descompone,
la nariz te quita,
luego te la pone,
después te la quita
o te pone dos.

Ojo que te espeta,
que te desjarreta,
te agranda las tetas,
te achica las tetas,
te hace la puñeta,
te levanta el culo,
te deja sin culo,
te vuelve un alambre,
te ensarta en estambre,
te ve del revés,
todo dividido,
tundido, partido,
cosido, raído, zurzido, fluido.

Ojos animales,
letales,
mortales,
umbilicales.
Ojos cataclismo,
temblor,
terremoto,
maremoto,
abismo,
flor.

Ojos toro azul,
ojos negro toro,
ojos toro rojo.
Ojos.

Son el con y es sin,
son el sin y el con.
Con esto y sin esto,
traspuestos, opuestos,
crueles, molestos,
el sumo y el resto.

El mundo tranquilo
pendía de un hilo.
Y el desbarajuste
de la gran baraja
cortó con su filo
su pincel navaja.

Salta el mundo, vuela.
Hecho añicos canta,
relincha, arde en vela,
se espanta.

¡Afuera esos ojos!
¡Quítenme esos ojos!
¿Quién trajo esos ojos?

Yo quiero ser flor.
Pero soy un pez.
Yo quiero ser pez.
Pero soy manzana.
Quiero ser sirena.
Pero soy un gallo.
Quiero ser la noche
y soy la mañana.

Mátenme esos ojos,
virojos,
pintojos,
ojos trampantojos.

Aquí la matanza,
aquí la esperanza,
el fusilamiento,
el derrumbamiento,
la paz, la bonanza.

Ojo, que remonto plato.
Ojo, que salto hecho jarra.
Ojo, que giro paloma.
Ojo, que remonto cabra.

Vivan esos ojos.
Luz para esos ojos.
Líneas y colores
para esos dos ojos.

Todo el amor para esos ojos.
El cielo entero para esos ojos.
El mar entero para esos ojos.
La tierra entera para esos ojos.
La eternidad para esos ojos.


De: Lo que canté y dije de Picasso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja que caigan más cerezas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...