Datos personales

Mi foto
Aguascalientes, Aguascalientes, Mexico
roja como los sueños de los negros mirlos.

Reconstruyendo

Photobucket

Algo me salió mal con Picasa y perdí todas las fotografías del blog. Ahora estoy recuperándolas, así que ténganme paciencia.

Xoxo

Entradas populares en los últimos 30 días

lunes, 1 de septiembre de 2008

corazón, corazón




Cuando hablamos del corazón antes de pensar en lo que es, sentimos su presencia, por ello no nos debe sorprender que su étimo se relacione con una acción tan perceptible como lo es la de saltar. El hombre desde siempre ha sabido que en el centro de su pecho —dos tercios cargado hacia el lado izquierdo— se encuentra un órgano inquieto que se conmueve con todo y por todo. La lengua sánscrita, la primera altamente formalizada y normalizada, nombró a dicho órgano Krid (saltador) este vocablo pasó al indoeuropeo como Kerd y de allí al griego kardia (καρδια) para después transformarse en cor, cordis en el latín; en las lenguas romances tenemos core, cuore (italiano) corazón (castellano), cor (catalán), coração (portugués) y coeur (francés), mientras que en las sajonas, directamente de la voz indoeuropea, tenemos herz (alemán) härz (suizo), hart (neerlandés) y heart (inglés).
Por el movimiento que posee, la mayoría de las culturas —podemos exceptuar a la griega— llegaron a creer que el corazón era la morada del alma. El carácter chino de corazón (心臟) representa igualmente a la emoción. Es el órgano más importante del cuerpo porque en él habitan los sentidos; según el I Ching el corazón, que acompasa al pensamiento, nunca se detiene, ya que siempre busca y mira a su alrededor.
Los mesopotámicos consideraban que el corazón, con tanto sobresalto, era la raíz del miedo mortal, pero una vez que este miedo se sobrepasaba, el corazón podía alojar a la inmortalidad.
La cultura egipcia tenía la idea de que este órgano albergaba la justicia o la injusticia; el dios Maat ponía en la balanza el corazón del difunto, si ésta se mantenía en equilibrio el alma juzgada se consideraba universalmente justa y llena de la armonía espiritual.
Según la cultura hindú el corazón se ubica en el llamado Anahata (Anjata, que significa intacto), el cual constituye el cuarto chakra, es decir, uno de los siete centros energéticos del cuerpo, éste permite al hombre abrirse a la vida y mermar su ego a través de la manifestación de los sentimientos de compasión, amor y empatía que suelen provocar que las lágrimas fluyan de nuestros ojos.
Los aztecas lo llamaron Yollotl, en él anidaba la valentía y la perseverancia, era el motor de la vida.
En el cristianismo el corazón simboliza el sacrificio de Jesús que da fe del amor sagrado.
Las siguientes palabras se derivan de cor:
acordar y su reflexivo acordarse
1. tr. Determinar o resolver de común acuerdo, o por mayoría de votos.
2. tr. Dicho de una sola persona: Determinar o resolver deliberadamente.
3. tr. Resolver, determinar algo antes de mandarlo.
4. tr. Conciliar, componer.
5. tr. Traer algo a la memoria de otra persona.
6. tr. Mús. Disponer o templar, según arte, los instrumentos musicales o las voces para que no disuenen entre sí.
7. tr. Pint. Disponer armónicamente los tonos de un dibujo o de una pintura.
8. tr. ant. Hacer a alguien volver a su juicio.
11. intr. León, Mex., Bol., Hond. y Ur. caer en cuenta.
11. intr. ant. Dicho de una cosa: Concordar, conformar, convenir con otra.
12. intr. ant. Dicho de una persona: Volver en su acuerdo o juicio. Era u. t. c. tr.
13. intr. ant. Despertar (‖ del sueño). U. en Salamanca.
14. prnl. Ponerse de acuerdo.
acorde.
1. adj. Conforme, concorde y de un dictamen.
2. adj. Conforme, igual y correspondiente; con armonía, en consonancia. En la música se dice con propiedad de los instrumentos y de las voces; y en pintura, de la entonación y del colorido.
3. m. Mús. Conjunto de tres o más sonidos diferentes combinados armónicamente.
acuerdo.
1. m. Resolución que se toma en los tribunales, sociedades, comunidades u órganos colegiados.
2. m. Resolución premeditada de una sola persona o de varias.
3. m. Convenio entre dos o más partes.
4. m. Reflexión o madurez en la determinación de algo. Buen, mal, mejor, peor acuerdo.
5. m. Conocimiento o sentido de algo.
6. m. Parecer, dictamen, consejo.
7. m. Uso de los sentidos, entendimiento, lucidez.
8. m. Pint. Armonía del colorido de un cuadro.
9. m. Arg. Pleno de ministros que se reúne para deliberar sobre asuntos de Estado por convocatoria del presidente.
10. m. Arg. Reunión plenaria por salas que celebran los miembros de un tribunal de justicia para resolver casos judiciales o administrativos.
11. m. Arg., Hond. y Ur. Conformidad que otorga el Senado a algunos nombramientos hechos por el poder ejecutivo.
12. m. Col. y Méx. Reunión de una autoridad gubernativa con uno o algunos de sus inmediatos colaboradores o subalternos para tomar conjuntamente decisiones sobre asuntos determinados.
13. m. p. us. Recuerdo o memoria de las cosas.
desacuerdo.
1. m. Discordia o disconformidad en los dictámenes o acciones.
2. m. p. us. Error, desacierto.
3. m. p. us. Olvido de algo.
4. m. ant. Enajenamiento, privación del sentido por un accidente o aturdimiento.
concordar.
(Del lat. concordāre).
1. tr. Poner de acuerdo lo que no lo está.
2. intr. Dicho de una cosa: Corresponder con otra. La copia de la escritura concuerda CON su original.
3. intr. Gram. Estar en concordancia. El sujeto debe concordar.
Esta palabra produce los derivados deverbales concordancia, concordante, concordatorio, concorde y concordia
discordar.
1. intr. Dicho de dos o más cosas: Ser opuestas, desavenidas o diferentes entre sí.
2. intr. Dicho de una persona: No convenir en opiniones con otra.
3. intr. Mús. Dicho de las voces o de los instrumentos: No estar acordes.
Procuce los derivados deverbales discordancia, discordante y discordia.
corada.
1. f. Ast. y Esp. orient. Asadura de una res.
coraje.
1. m. Impetuosa decisión y esfuerzo del ánimo, valor.
2. m. Irritación, ira.
y sus derivados denominales corajudo y corajina y el compuesto encorajinado
cordial.
1. adj. Que tiene virtud para fortalecer el corazón.
2. adj. Afectuoso, de corazón.
3. m. Bebida que se da a los enfermos, compuesta de varios ingredientes propios para confortarlos.
produce los derivado deadjetivales cordialidad, precordial y cordal (dedo cordal; dedo medio)
cuerdo, da.
1. adj. Que está en su juicio. U. t. c. s.
2. adj. Prudente, que reflexiona antes de determinar. U. t. c. s.
sus derivado deadjetivales son cordura y también cordal ( muela cordal; muela del juicio)


cordiaco, ca o cordíaco, ca.
1. adj. desus. que se transforma en cardíaco.
1. adj. Perteneciente o relativo al corazón.
2. adj. Que padece del corazón. U. t. c. s.
derivan el deadjetival compuestos precordio
recordar.
1. tr. Traer a la memoria algo. U. t. c. intr.
2. tr. Hacer presente a alguien algo de que se hizo cargo o que tomó a su cuidado. U. t. c. intr. y c. prnl.
3. tr. Dicho de una persona o de una cosa: Semejar a otra.
Forma los deverbales recordación, recordatorio y recuerdo
trascordarse.
(De tras- y el lat. cor, cordis, corazón).
1. prnl. Perder la noticia puntual de algo, por olvido o por confusión con otra cosa.
(Fuente de consulta: RAE)


¿Recuerdas otra palabra de corazón?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja que caigan más cerezas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...