Datos personales

Mi foto
Aguascalientes, Aguascalientes, Mexico
roja como los sueños de los negros mirlos.

Reconstruyendo

Photobucket

Algo me salió mal con Picasa y perdí todas las fotografías del blog. Ahora estoy recuperándolas, así que ténganme paciencia.

Xoxo

Entradas populares en los últimos 30 días

sábado, 29 de noviembre de 2008

dos poemas de Miguel Hernández para compartir con alguien

El amor ascendía entre nosotros

El amor ascendía entre nosotros
como la luna entre las dos palmeras
que nunca se abrazaron.

El íntimo rumor de los dos cuerpos
hacia el arrullo, un oleaje trajo,
pero la ronca voz fue atenazada,
fueron pétreos los labios.

El ansia de ceñir movió la carne,
esclareció los huesos inflamados,
pero los brazos al querer tenderse
murieron en los brazos.

Pasó el amor, la luna, entre nosotros
Y devoró los cuerpo solitarios.
Y somos dos fantasmas que se buscan
Y se encuentran lejanos.


Mi cuerpo

Mi cuerpo sin tu cuerpo,
canal a palo seco,
tendido en una sábana
de mármol y desiertos.

¡Qué triste un cuerpo solo!

Mi cuerpo sin el tuyo,
como mi yo sin otro,
brumoso de rocío,
temblando más que otoño.

¡Qué triste un cuerpo solo!


Mi cuerpo

Mi cuerpo sin tu cuerpo,
canal a palo seco,
tendido en una sábana
de mármol y desiertos.

¡Qué triste un cuerpo solo!

Mi cuerpo sin el tuyo,
como mi yo sin otro,
brumoso de rocío,
temblando más que otoño.

¡Qué triste un cuerpo solo!


Los dibujos son de la autoría de Miguel Hernández, pueden ver el total de ellos en el siguiente enlace:

http://www.exposelche.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja que caigan más cerezas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...