Datos personales

Mi foto
Ciudad de México, Mexico
roja como los sueños de los negros mirlos.

Algo me salió mal con Picasa y perdí todas las fotografías del blog. Ahora estoy recuperándolas, así que ténganme paciencia.

Xoxo

Entradas populares en los últimos 30 días

sábado, 2 de agosto de 2008

Mi blog cumple un año...


Durante un año ofrecí el siguiente menú, espero seguir haciéndolo y añadir otras especialidades cereza (haz click en la imagen para ver claramente mi cosecha)

¿Te gustó algo? bien, ahora me festejo y te invito a festejar conmigo; puedes paladear la cereza que te convido, hundir el dedo en el pastel o, si se te antoja más, darle una mordidita ¿Vale?

Para un pintor amigo

jueves, 31 de julio de 2008

Philipp Weiss "Egon. Una pieza de arte"


El lugar: auditorio del museo Leopold de Vienna; la obra:"Egon. Una pieza de arte" del joven escritor Philipp Weiss quien estudió literatura alemana y filosofía en la Universidad de Viena y se hizo acreedor de la beca Lenz 2007. Con esta puesta en escena, Weiss construye la metáfora de la decadencia de la cultura vienesa a través de la figura de Egon Schiele, Erwin Dom van Osen, Moa Mandu y un corrillo anónimo. Egon se presenta como un muro blanco que simboliza a un Dios hecho de sus propias representaciones en papel, pero los cuerpos de sus modelos, el mimo, la bailarina y los chicos del carril, se vuelven carne y se derrumban en medio de un ambiente contaminado una vez que el mismo Dios, al que adoran y desprecian por igual, es presa de la pandemia aquella que matara más soldados que el batallón enemigo durante la primera guerra mundial. Finalmente vemos escombros, cadáveres que el arte no pudo revivir. Algunas palabras de Weiss reverberan en mí cuando ausculto ese yo que se asemeja a Moa, cuando soy Moa, cuando soy el hueco. Hacía ya tiempo que quería hablar de la Mandu y de su amante, Erwin van Osen; la bailarina y el mimo llenaron los ojos de Schiele, sus dibujos están inspirados por los movimientos crispados de erotismo con los que la pareja conjuraban el absurdo acto de vivir.
Los dejo con algunas acuarelas de la autoría de Schiele en las que aparecen estos dos personajes y, también, les regalo una fotografía de ellos tomada durante uno de sus performances.











Moa Mandu y Erwin Dom "mime" van Osen

pero he visto, puedo evocar (en el sentimiento de Moa Mandu)



Yo soy Moa y como Moa soy una mujer, por el cuerpo. yo soy el cuerpo, ese cuerpo que es el grito silencioso, yo soy el movimiento en el espacio, yo soy el agujero,yo soy el nacimiento, yo soy lo indecible, soy lo que se encuentra fuera de la lengua, estoy en una imagen en la cabeza de Egon (Dios muerto no por nosotros, sino por la gripe española)[...] o mejor: me siento un agujero en la cabeza de Egon (Dios, artista, obra de arte vienés) [...] a través de mí ronda la imagen [...] Yo soy el agujero a través del cual se da el flujo de imágenes [...] yo soy la mujer, yo soy el cuerpo, yo soy hermoso, tengo piel suave, yo soy el agujero, Yo soy el poro abierto para Ellos.
[...]Erwin es la cara blanca del mimo alunado, retrato hablado de mi mejor amigo, aquél que junta a la plaga de hombres atrayéndolos con el silbido de sus propias pasiones; irremediablemente caen en su paleta saturada del poder del visionario.

Intertexto de Weiss
 S.T.F.R.

Aquellos ojos

Los ojos de Picasso, obra de Rafael Alberti, fue publicada en Roma en 1966 con un tiraje de sólo veinte ejemplares que contienen poemas manuscritos y cinco grabados en plomo realizados por él mismo como homenaje a su amigo el minotauro malagueño . La técnica de grabado escogida no es usual en Europa, ya que fue desarrollada por una de las figuras más destacadas del arte mexicano, nuestro José Guadalupe Posada, 100% aguascalentense. El italiano Enzo Romero estudió esta técnica en el "Taller de la gráfica popular" en la ciudad de México y la enseñó, en en su taller de Roma, a Rafael Alberti, quien realizó gran parte de la obra de su época italiana, alrededror de sesenta grabados, con dicha técnica.

A Jaqueline
que vive siempre dentro
de los ojos del monstruo.

El ojo humano, el ojo luz,
el ojo caos, el ojo universo,
el ojo eternidad...
VICENTE HUIDOBRO

Siempre es todo ojos.
No te quita los ojos.
Se come las palabras con los ojos.
Es el siete ojos.
Es el cien mil ojos en dos ojos.
El gran mirón
como un botón marrón
y otro botón.
El ojo de la cerradura
por el que se ve la pintura.
El que te abre bien los ojos
cuando te muerde con los ojos.
El ojo de la aguja
que sólo ensarta cuando dibuja.
El que te clava con los ojos
en un abrir y cerrar de ojos.

El ojo avizor,
agresor,
abrasador,
inquisidor.
El ojo amor.
El ojo en vela,
centinela,
espuela,
candela,
el que se rebela y revela.

No cierra los ojos.
No baja los ojos.
Te quita los ojos.
Te arranca los ojos
y te deja manco
o te deja cojo.
Luego te compone
o te descompone,
la nariz te quita,
luego te la pone,
después te la quita
o te pone dos.

Ojo que te espeta,
que te desjarreta,
te agranda las tetas,
te achica las tetas,
te hace la puñeta,
te levanta el culo,
te deja sin culo,
te vuelve un alambre,
te ensarta en estambre,
te ve del revés,
todo dividido,
tundido, partido,
cosido, raído, zurzido, fluido.

Ojos animales,
letales,
mortales,
umbilicales.
Ojos cataclismo,
temblor,
terremoto,
maremoto,
abismo,
flor.

Ojos toro azul,
ojos negro toro,
ojos toro rojo.
Ojos.

Son el con y es sin,
son el sin y el con.
Con esto y sin esto,
traspuestos, opuestos,
crueles, molestos,
el sumo y el resto.

El mundo tranquilo
pendía de un hilo.
Y el desbarajuste
de la gran baraja
cortó con su filo
su pincel navaja.

Salta el mundo, vuela.
Hecho añicos canta,
relincha, arde en vela,
se espanta.

¡Afuera esos ojos!
¡Quítenme esos ojos!
¿Quién trajo esos ojos?

Yo quiero ser flor.
Pero soy un pez.
Yo quiero ser pez.
Pero soy manzana.
Quiero ser sirena.
Pero soy un gallo.
Quiero ser la noche
y soy la mañana.

Mátenme esos ojos,
virojos,
pintojos,
ojos trampantojos.

Aquí la matanza,
aquí la esperanza,
el fusilamiento,
el derrumbamiento,
la paz, la bonanza.

Ojo, que remonto plato.
Ojo, que salto hecho jarra.
Ojo, que giro paloma.
Ojo, que remonto cabra.

Vivan esos ojos.
Luz para esos ojos.
Líneas y colores
para esos dos ojos.

Todo el amor para esos ojos.
El cielo entero para esos ojos.
El mar entero para esos ojos.
La tierra entera para esos ojos.
La eternidad para esos ojos.


De: Lo que canté y dije de Picasso

martes, 29 de julio de 2008

Semia Cynthia y el entomólogo

Semia Cynthia dejó atrás el capullo
al volar sobre tiempos sincopados,
mirando entre la modorra y el murmullo
de samsaras y de nombres olvidados
que buscan afanosos lo que es suyo
en la mar, en los montes y en los prados;
quizá seguía al décimo avatar,
liberador de prístino malestar.


Por Goa el entomólogo llegaría
con sus frascos, sus mil redes y argucias
tras el karma errabundo hacia la ría,
observando y anotando las minucias
de aquello divisado durante el día
bajo cielos en escarlata o en prusia;
allá donde mariposas gentiles
emancipan imágenes sutiles.


Él vino desde un país lejano
para en Semia Cynthia fijar mirada
Fraguando en su mente un placer insano
conque a la cándida dejó prendada;
traspasó blanda alma alfiler en mano
luego atisbó la mente enajenada
de quien fue incapaz de darse a la fuga
captiva en la aurora de Kali yuga.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...