Datos personales

Mi foto
Aguascalientes, Aguascalientes, Mexico
roja como los sueños de los negros mirlos.

Reconstruyendo

Photobucket

Algo me salió mal con Picasa y perdí todas las fotografías del blog. Ahora estoy recuperándolas, así que ténganme paciencia.

Xoxo

Entradas populares en los últimos 30 días

lunes, 6 de julio de 2009

Una vida



Tócalo: no se contraerá como globo ocular
este señorío en forma de huevo, claro como una lágrima.
Aquí está el ayer, el año pasado-
lanza palmiforme y liliácea como flora distinta
en la vasta quietud de la urdimbre de un tapiz.

da un golpecito en el cristal con la uña:
tintineará como carillón chino con la mínima agitación de aire
aunque nadie aquí dentro lo note o se moleste en contestar.
Los habitantes son ligeros como el corcho,
y cada uno de ellos permanentemente ocupado.

A sus pies las olas saludan en fila india.
Nunca trasminan el mal humor.
estancándose en el aire,
cortos de riendas, caracolean como caballos en zona de desfile.
Por encima, las nubes permanecen enarboladas y caprichosas .

Como almohadones victorianos. Esta familia
de rostros de enamorado, agradarían a un coleccionista,
poseen un sonido auténtico, como porcelana buena.

Por doquier el paisaje es más franco.
Las luz cae sin dar tregua, cegadoramente.

Una mujer arrastra en círculo su sombra,
en torno de un bandeja simple de hospital,
parece la luna o una hoja de papel en blanco.
Se diría que ha sufrido una especie de guerra relámpago privada.
Vive silente.

sin ligaduras, como feto enfrascado,
la casa obsoleta, el mar, aplanado hasta ser una pintura.
Ella tiene muchas dimensiones como para entrar en él.
El dolor y la rabia exorcizados,
ahora la dejan en paz.

El futuro es una gaviota gris,
que cuchichea con esa voz felina de la partida.
la edad y el terror, como enfermeras, la cuidan,
y un ahogado, quejándose de mucho frío,
se arrastra hasta salir del mar.


***
Touch it: it won't shrink like an eyeball,
This egg-shaped bailiwick, clear as a tear.
Here's yesterday, last year ---
Palm-spear and lily distinct as flora in the vast
Windless threadwork of a tapestry.

Flick the glass with your fingernail:
It will ping like a Chinese chime in the slightest air stir
Though nobody in there looks up or bothers to answer.
The inhabitants are light as cork,
Every one of them permanently busy.

At their feet, the sea waves bow in single file.
Never trespassing in bad temper:
Stalling in midair,
Short-reined, pawing like paradeground horses.
Overhead, the clouds sit tasseled and fancy

As Victorian cushions. This family
Of valentine faces might please a collector:
They ring true, like good china.

Elsewhere the landscape is more frank.
The light falls without letup, blindingly.

A woman is dragging her shadow in a circle
About a bald hospital saucer.
It resembles the moon, or a sheet of blank paper
And appears to have suffered a sort of private blitzkrieg.
She lives quietly

With no attachments, like a foetus in a bottle,
The obsolete house, the sea, flattened to a picture
She has one too many dimensions to enter.
Grief and anger, exorcised,
Leave her alone now.

The future is a grey seagull
Tattling in its cat-voice of departure.
Age and terror, like nurses, attend her,
And a drowned man, complaining of the great cold,
Crawls up out of the sea.

Sylvia Plath, Crossing the Water, 1971
La traducción es mía.

Paul Delvaux, Venus dormida, óleo sobre tela, 1953

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja que caigan más cerezas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...