Datos personales

Mi foto
Aguascalientes, Aguascalientes, Mexico
roja como los sueños de los negros mirlos.

Reconstruyendo

Photobucket

Algo me salió mal con Picasa y perdí todas las fotografías del blog. Ahora estoy recuperándolas, así que ténganme paciencia.

Xoxo

Entradas populares en los últimos 30 días

sábado, 19 de junio de 2010

Dedícalo a mí

 Carlos Monsiváis por Naranjo


Caray, pues que días, acabo de subir mi primer intento para expresar lo mucho que merece Saramago recibir un homenaje, cuando me entero de la muerte de Monsiváis. 
En el mundo de la literatura, el lector encuentra y elige al escritor que le dará aquella obra con la que vivirá una experiencia íntima; después de leerla, seguramente, muchas veces creerá volver a verla en la mesita de noche, en la mochila de viajero o escondida en el escritorio de su trabajo, Saramago es uno de los  autores que me hizo tener ese tipo de visiones, en cambio, Monsiváis no me tocó esa vena, pues lo concibo más debajo del tapete de bienvenida, sus palabras me suenan completamente a diario; para mí, son objeto público, cotilleo en el metro, aseveración en el zócalo, porque lo que me deja es esa columna de periódico que no se debe eludir. 
Lo primero que he leído tras hacerse público su fallecimiento fue el discurso de condolencia de nuestro señor presidente; por mi parte, no me viene en gana  decir cosas como que: En el marco de una sociedad plural que mantiene su impulso decidido por transformar a nuestra nación, los mexicanos extrañaremos la visión crítica, reflexiva e independiente de Carlos Monsiváis, lo que se me antoja es reproducir, aunque sea,  una parte de uno de sus artículos aparecido en el periódico El Universal hace poco más de un año, y no para meter miedo, sino una realidad que va más allá de éste: 

El miedo que te quede libre
I
En 2009 está profundamente en duda la interminable transición a la democracia. La sociedad, en su mayoría, desconfía de los partidos, rechaza los gobiernos, se siente despojada a diario. Luego de su triunfo tan cuestionable, el presidente Felipe Calderón no ha conseguido la credibilidad necesaria y ha perdido aun una parte sustancial de sus apoyos en la derecha tradicional. Lorenzo Servitje, el empresario conservador más prestigiado en su espacio ideológico, que apoyó su campaña, ahora habla del fin del “microsexenio” de Calderón: “Con la falta de legitimidad, ingobernabilidad social y empecinamiento en conservar en su gabinete y en los principales puestos públicos a sus amigos y gente inepta, es difícil que Felipe Calderón se conserve en el poder”.
El tema básico no es la perdurabilidad de Calderón los cuatro años que le quedan en el mando, sino la muy mencionada y admitida descomposición de la sociedad. Grupos literalmente hambrientos asaltan los trenes en busca de granos de maíz, en las calles de las ciudades las multitudes andan en pos del empleo o en pos de que las mafias que controlan el comercio marginal les den entrada, el gobierno de Nuevo León acusa a quienes protestan por la situación económica y por la presencia del Ejército en las calles de “pagados por el narcotráfico”.
Al mismo tiempo, en los partidos políticos desaparece cualquier asomo de debate ideológico o de visiones críticas. El Partido Acción Nacional mantiene su conservadurismo a ultranza y no lo modifica en lo mínimo, no obstante sus fracasos ostentosos en cada batalla cultural que emprende; el PRI, con grandes posibilidades de volver al poder, aunque sin candidatos que le den fuerza a sus posibilidades, es una confederación de tribus a las que si se les quiere encontrar ubicación histórica se les puede decir “feudales”, y el Partido de la Revolución Democrática, muy obviamente corrompido en buena parte de su dirección, ha extraviado en el metro, por ligarlos a un sitio popular, la identidad de izquierda. 

Para leerlo completo, sigue este enlace: http://www.eluniversal.com.mx/columnas/77194.html 

2 comentarios:

  1. No puedo sino compartir un verso triste contigo, mi cereza perdida:

    Et vraiment, quand la mort viendra,
    que reste-t-il?

    ResponderEliminar

Deja que caigan más cerezas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...