Datos personales

Mi foto
Aguascalientes, Aguascalientes, Mexico
roja como los sueños de los negros mirlos.

Reconstruyendo

Photobucket

Algo me salió mal con Picasa y perdí todas las fotografías del blog. Ahora estoy recuperándolas, así que ténganme paciencia.

Xoxo

Entradas populares en los últimos 30 días

sábado, 3 de julio de 2010

conjurando la vida

Silvia Teresa Flota Reyes, Brotes del cerezo, acuarela
                             
Me encantan los cuentos, rimas y, cómo no, las canciones infantiles, como ya lo había dicho antes, para mí son mágicas; evoco un coro de vocecitas diciendo palabras sibilinas, esas que Julio Cortázar bien se percata que tienen un cierto dibujo, un cierto color, las palabras fetiches, prístinamente dibujadas con el dedo, y así doy rumbo a mis pasos por un sendero, a veces sola, a veces de la mano de quien encuentro en la encrucijada.
El otro día, Tessa me regalo una tonadita catalana tradicional: "Baixant de la Font del Gat", ahora, inspirada, se me viene a la mente un popurrí:

San Cucufato,
las barbas te ato,
si no lo encuentro,
no te las desato.
Máquina zurzí,
máquina zurzá
dame la sortija
dame la sortija
que en tu mano está.
Aquí la perdí,
aquí la he de hallar,
y si no la hallare
y si no la hallare
en tu mano está.
[...]

Una cosa me he encontrado,
cuatro veces lo diré,
si su dueño no aparece
con ella me quedaré.
[...]

Rabia, rabiña,
que tengo una piña,
con muchos piñones
y tú no los comes.
[...]

me encontre con un ciruelo ,
cargadito de manzanas , tralara
cargadito de manzanas , tralara
cargadito de manzanas.
Empece a tirarle piedras ,
empece a tirarle piedras ,
y cayeron avellanas , tralara ,
y cayeron avellanas , tralara ,
y cayeron avellanas.
Con el ruido de las nueces ,
con el ruido de las nueces ,
salio el amo del peral , tralara ,
salio el amo del peral , tralara ,
salio el amo del peral.
[...]

¿Quién es esta gente
que pasa por aquí?
Ni de día ni de noche
me deja dormir.
Son las hijas del rey moro
que vienen por doña Ana.
Doña Ana no está en casa,
que está en el jardín
abriendo la rosa
cerrando el jazmín.
[...]

Pin, pin, zarrabín,
cuchillito de marfil,
tú que vas, tú que vienes,
bien tramada me la tienes.
Tengo un chiquito
con el gorrito coloradito,
que sabe arar, retrejar,
dar la vuelta a la redonda.
-¿Dónde están las manos?
-El ratón se las comió.
-¿Dónde está el ratón?
-Tirando la casa.
-¿Quién la compone?
-Los canteros.
-¡Qué salgan las manitas
de los agujeros!
[...]

Acusela, acusela, nariz de escopeta.
Acusica, acusica
el culo te pica.
[...]

La farola de palacio
se está muriendo de risa
al ver a los estudiantes
con corbata y sin camisa.
Ay, gúngala, catachúngala,
ay, chúngala, catacachón,
ay, chúngala, cómo me río
con todo mi corazón.
De los pies a la cabeza
vestí ayer a un pajarito
para sacarle a paseo
con sombrero y un manguito.
Dicen que se está cayendo
una torre que hay en Pisa,
pero yo creo que es coja
y se inclina cuando pisa.
Mi vecina lleva luto
porque se la murió el gato
y a su esposo va diciendo
que lo negro es más barato
[...]

Miguel, Miguel, Miguel,
trola, trola, trolero.
Miguel, Miguel, Miguel,
que eres un pintero.
Miguel, Miguel, Miguel,
da tres vueltas al revés.
Una, dos y tres.
[...]

Sol, sólito,
caliéntame un poquito,
para hoy, para mañana,
para toda la semana;
llamaremos a la abuela,
para que toque la vihuela,.
llamaremos al pastor
para que toque el tambor,
si no lo toca bien,
que le den
con el rabo de la sartén.

Licencia de Creative CommonsBrotes del cerezo by Silvia Teresa Flota Reyes is licensed under a Creative Commons Attribution-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at wastedcherryblogblof2.blogspot.com.

3 comentarios:

  1. Cereza perdida, tu siempre con la idea justa y precisa, y a manera de respuesta (una larga respuesta), el silencio y las palabras ajenas, ta tuyas como mías, tan de todos:

    NOCTURNO EN QUE NADA SE OYE

    En medio de un silencio desierto como la calle antes del crimen
    sin respirar siquiera para que nada turbe mi muerte
    en esta soledad sin paredes
    al tiempo que huyeron los ángulos
    en la tumba del lecho dejo mi estatua sin sangre
    para salir en un momento tan lento
    en un interminable descenso
    sin brazos que tender
    sin dedos para alcanzar la escala que cae de un piano invisible
    sin más que una mirada y una voz
    que no recuerdan haber salido de ojos y labios
    ¿qué son labios? ¿qué son miradas que son labios?
    Y mi voz ya no es mía
    dentro del agua que no moja
    dentro del aire de vidrio
    dentro del fuego lívido que corta como el grito
    Y en el juego angustioso de un espejo frente a otro
    cae mi voz
    y mi voz que madura
    y mi voz quemadura
    y mi bosque madura
    y mi voz quema dura
    como el hielo de vidrio
    como el grito de hielo

    ResponderEliminar
  2. Silvia Teresa, me encanta esta acuarela.

    Eres un cancionero con patas. me has hecho recordar un montón más. aquí te dejo un trozo de una de las que todavía recuerdo entera.

    Tengo una muñeca

    vestida de azul

    con su camisita

    y su canesu

    la saque a paseo

    se me constipo

    la tengo en la cama

    con mucho dolor.


    Esta mañanita

    me dijo el doctor

    que le de jarabe

    con un tenedor...

    Un beso,

    ResponderEliminar
  3. Sil, concuerdo con Tesa, eres un cancionero con patas, pero, mucho más, una artista. Tu acuarela me ha encantado, veo pequeñas Sils y siento que son miles, ¡oh, Sil, no dejes que deje de verte!

    ResponderEliminar

Deja que caigan más cerezas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...