Datos personales

Mi foto
Aguascalientes, Aguascalientes, Mexico
roja como los sueños de los negros mirlos.

Reconstruyendo

Photobucket

Algo me salió mal con Picasa y perdí todas las fotografías del blog. Ahora estoy recuperándolas, así que ténganme paciencia.

Xoxo

Entradas populares en los últimos 30 días

domingo, 17 de octubre de 2010

Faraway and so close

Marsalis, Marsalis, Marsalis. Desde inicio de semana se comenzó a rumiar una idea en nuestras cabecitas. Mi amiga Mine, tan lanzada que es en eso de vivir la vida, me decía ¡ Siiiilvia vamos a Guanajuato a festejar tu cumpleaños!, pero yo soy una esclava del deber y considerando que nuestra salida de la chamba es hasta las 4:30 p.m., advertí, aun sin ser Einstein, que si nos pegara la locura de tomar rumbo hacia la vecina ciudad luego lueguito de checar tarjeta, no tendríamos la más remota oportunidad de alcanzar un lugarcito para disfrutar del maravilloso concierto, así que recordé que No vale nada la vida/ la vida no vale nada/comienza siempre llorando/ y así llorando se acaba/ por eso es que en este mundo/ la vida no vale nada.
Finalmente, después de tirar lagrima por el camino de Guanajuato que no recorrería, el viernes festejé mi cumple extasiada con el ritmo que tomó la noche en la Alhóndiga de Granaditas, pero claro, ya sabrán, desde aquella butaca casera gracias, nuevamente, al canal 22.
El concierto tuvo tres partes; comenzó con el gran Chano Domínguez, quien tras tres años de no tocar suelo mexicano, se subió al escenario cervantino para hacer la mejor música a lado de la Jazz at Lincoln Center Orchestra interpretando una suite que hace siete años escribió para sellar su amistad con el segundo hijo de Ellis Marsalis: De Cai a New Orleans, con la que se muestra como la lejanía geográfica queda anulada por la cercanía de dos espíritus musicales. Acompañado del cantaor Blas Córdoba, el percusionista Manuel Masaedo y el bailaor Daniel Navarro. Este último, más tarde, sostuvo un encuentro cuerpo a cuerpo con el bailarín de tap Jared Grimes para cimbrar en sus antros nuestra tierra.
En un segundo momento, el foro fue cedido a un dotado conjunto de músicos latinoamericanos: el clarinetista y saxofonista cubano Paquito de Rivera, músico al que le agradezco enormemente su talento, pero no así, su bla, bla, bla; el trompetista argentino Diego Urcola; el versátil bajista peruano Óscar Stagnaro; una joyita colombiana que me da pena descubrir hasta hoy, el arpista Edmar Castañeda; y el baterista mexicano Antonio Sánchez, quien ha participado en producciones de Pat Metheny, Chick Corea y Avishai Cohen, por mencionar sólo algunos monstruos, además de tener su propia creación condensada en el álbum Migrations. El virtuoso quinteto interpreto música del venero de la región a la que representan, tales como Libertango, ¡caray! de Astor Piazzola, Alfonsina y el mar de Ariel Ramírez y Felix Luna, tan recordada en la voz de la Sosa, la Adelita, esta vez no revolucionaria sino revolucionada y para hacernos llorar, pues el son de la Llorona, pieza con la que se lució Castañeda.
Como punto final, todos los participantes se reunieron tirando caña para dejar huella en el público. Durante esta conclusiva orgía de sonidos, he de decir que Estrellita de Manuel M. Ponce, orgullo de estos rumbos, tocó las fibras de mi carácter insospechadamente dulce y que la Sinaloense dejó a un lado mi insoportable snobismo.
Yo quedé muy complacida con la presentación no encontrando ningún pero, sin embargo es muy respetable cualquier otra opinión pues en gustos se rompen géneros.

Ah, y como el viernes fue mi cumple y mañana el de Marsalis, esto es para los dos:

6 comentarios:

  1. Aunque con retraso, siempre voy con retraso, te deseo feliz cumpleaños.

    Ya vi que lo pasaste bárbaro, aunque no fuera en directo, con ese festival que me puso los dientes largos.

    También comprobé que hay otras maneras de verlo y sentirlo, sobre todo en cuanto a la actuación de Marsalis, pero ahí llegaste tú a defenderlo.

    Un beso grandote,

    ResponderEliminar
  2. Silvia, felicidades por tu cumpleaños, te mando un abrazo enorme y aunque tarde, tenemos que quedar de nuevo para un café.

    ResponderEliminar
  3. Yo no llegué, porque me quedé fuera de mi casa, buaaa. Lo peor es que, además, lo olvidé, ¿sabes de alguna retransmisión?

    ResponderEliminar
  4. ¡Feliz cumple!
    Y me encanta la bolsita del té. ¡Yo quiero un Fujuria-té!

    ResponderEliminar
  5. ¡Pues, feliz cumpleaños ( etas alturas no-cumpleaños)!

    ResponderEliminar
  6. Gracias a todos, prometo darles la cereza del pastel y, princesa, también un fujur té

    ResponderEliminar

Deja que caigan más cerezas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...