Datos personales

Mi foto
Ciudad de México, Mexico
roja como los sueños de los negros mirlos.

Reconstruyendo

Photobucket

Algo me salió mal con Picasa y perdí todas las fotografías del blog. Ahora estoy recuperándolas, así que ténganme paciencia.

Xoxo

Entradas populares en los últimos 30 días

miércoles, 7 de julio de 2010

El vestido hábil que te inventa

Ustedes dirán, ¿por qué la entrada al vestidor?

Pues porque el simple hecho de usar el maravilloso vestido que compré hace ya algunos años en una tienda retro de Chelsea, N.Y., provocó habladillas por parte de las mentalidades más cerradas de mi ambiente , y es que así es aquí, si no te mimetizas con las grises paredes, entonces algo mal hay en ti;  parece increíble que un modelo de tela floreada en tonos naranja, violeta y rosa, complementado con unos mallones de dos gamas de rosa a rayas y unas botas igualmente bien pink, pueda causar sospechas, cuando me pavoneo con él —porque eso es lo que hago, ya que es hermoso—, a veces algunos me miran como si no trajera ropa y mi desnudez dejara ver tres pezones en mi pecho y la carencia de una herida umbilical, así que se les llega a ocurrir: ¿A caso este bicho podría ser un engendro de un genio loco de la biotecnología o una criatura de otro planeta?
Yo quiero pensar que quien diseñó este atuendo en la década del sesenta, supo que años más tarde su creación lograría lo que sólo simularon los famosos pícaros que le vendieron el traje nuevo al emperador: aquellos que son ciegos ante la trama y urdimbre de mi vestido de cinco dólares, en realidad, demuestran la  perfección de su estupidez.
Como sea, yo pienso seguir ejerciendo el terrorismo; es decir, estoy determinada a conservar el modelito, no sin un esfuerzo portentoso, ya que lo tendré que lavar con suaves shampoos, además, eso sí, de dejar de subir de peso, ni una talla más para que lo pueda lucir mientras me quede vida.
¡He dicho!, sin embargo, no quiero sellar esta entrada sin dedicar el siguiente poema de Alfonsina Storni a las cuatro memas que mi look puso en evidencia ayer, ahí les va:
¿Qué diría?

¿qué diría la gente recortada y vacía,
si en un día fortuito, por ultrafantasía
me tiñera el cabello, de plateado y violeta,
usara pelo griego, cambiara la peineta
por cintillos de flores: miosotis o jazmines,
cantara por las calles al compás de violines,
o dijera mis verdades recorriendo las plazas
liberando a mi gusto de vulgares mordazas.

¿Irían a mirarme temblando en las aceras?
¿Me quemarían como quemaron hechiceras?
¿Rogarían en coro, escuchando la misa?
En verdad que pensarlo me da un poco de risa.
Licencia de Creative Commons
dos bocetos adaptados para el vestidor by Silvia Teresa Flota Reyes is licensed under a Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 Unported License.
Based on a work at wastedcherryblogblof2.blogspot.com.

entrada de vestidor


VESTIDO "Vestidos plisados en forma de corazón" (Jarry). "Ella es un tocador terriblemente vivo que le hace parecerse al engranaje de una maquina completamente nueva" (André Breton). "El vestido hábil que te inventa" (Paul Euard). "Vestido oblongo para alguien aquejado de hipo" (Rrose Sélavy)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...