Datos personales

Mi foto
Ciudad de México, Mexico
roja como los sueños de los negros mirlos.

Reconstruyendo

Photobucket

Algo me salió mal con Picasa y perdí todas las fotografías del blog. Ahora estoy recuperándolas, así que ténganme paciencia.

Xoxo

Entradas populares en los últimos 30 días

jueves, 23 de junio de 2011

Concierto de voces en torno al día E 2011

Joan Brossa, Poema visual

El español o castellano (su denominación reside en simples preferencias), según mi discernimiento, nace de la ingeniosa corrupción del sistema fonológico del latín y la fascinante contaminación de éste por medio no sólo de vocablos, sino también de normas de otras hablas usadas en la península ibérica; también, entiendo que uno de los contagios más eufónicos fue propiciado por la lengua árabe, por eso, aunque soy mexicana, me sorprende, aún más que la propia propuesta del día E de encontrar la palabra más hermosa (*!!?) del español, el que a partir de dicho ejercicio lúdico, convocante de miles y miles de cibernautas, se haya concluido que Querétaro es la PALABRA, máxime porque es un extranjerismo adaptado a la grafía de nuestro idioma materno y en este proceso se da la duda de qué lengua procede y cuál es su significado prístino. Se dice que pudo ser tomada en préstamo ya sea del otomí o el purépecha; en el primer caso, su significado sería “lugar de piedras”; en el segundo, “lugar del juego de pelota”, hay también quienes dicen que es una hibridación y que el significado sería “lugar entre peñas en donde se juega la pelota”, sea como sea ¿la palabra más bonita del español? A ver, díganme qué piensa si yo tomo los lindos aretes purépechas de una amiga (por decir algo) y luego los luzco en una fiesta y digo que son los aretes más bonitos que poseo, ¿qué pensarían de ello si ustedes supieran que pertenecen a otra persona?, además, yo no creo que una palabra pueda ser más bella que otra, mi madre me decía que ella hubiera elegido la palabra vida, pero mi argumento es que toda palabra depende de su contexto; el significado de vida es hermoso relacionado con la libertad, pero pavoroso relacionado con la indigencia. No obstante lo dicho, si hemos de elegir una palabra, propongo que elijamos la más —cayendo en el juego de los superlativos— representativa de nuestro diccionario normado por la RAE, de entrada, yo propongo jabón por dos cosas: primeramente, porque es una palabra que proviene del latín sapo -nis, que puedo creer, contradiciendo a mi querido Corominas, que procede de Sapo, nombre de un monte romano por el que cruza el río Tíber, y onis, limo, (limo del Sapo) y no del germánico saipón, cuyo origen es más tardío, y, posteriormente, sufre una arabización de orden fonético, dándose s>š>x (el fonema s es mal entendido y palatizado como š y luego, por influjo árabe se actualiza como la fricativa velar x), igual que sucede con otras palabras como suco>jugo; luego, también porque “limpia, pule y da esplendor”, mostrando vívamente el espíritu que mueve a la RAE. Pero ustedes me dirán ¿Cuál propondrían como la más representativa?

Julián Alonso, Incidente poético
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...